evolución de baterías en móviles
El primer dispositivo móvil tardaba 10 horas en cargarse por completo, con las tecnologías de carga actuales de realme, se logra el 100% de batería hasta en 34 minutos. Recientemente, realme lanzó MagDart, la carga magnética más rápida del mundo y la primera solución de este tipo en el ecosistema Android.

Dado que los dispositivos móviles del pasado solo realizaban tareas básicas como llamadas y mensajes de texto (SMS), los sistemas de carga no eran un factor decisivo para el funcionamiento del celular. Gracias a la inteligencia de los teléfonos, las actividades realizadas con estos equipos en la actualidad incluyen reproducción de contenidos multimedia, videojuegos, música, entre otras funciones que inciden en la durabilidad de la batería, y consecuentemente, sus sistemas de carga.

El desarrollo de potentes baterías y modalidades de carga cada vez más eficientes han llevado a que la industria a la evolución de baterías en móviles, una acelerada transformación en los últimos años, un cambio del que realme ha liderado con una oferta en el mercado de tecnologías de carga rápidas, inalámbricas e innovadoras. Pero ¿Cómo ha sido la evolución en baterías en móviles hasta llegar a las propuestas actuales? La compañía le cuenta los principales hitos de esta historia.

Evolución de baterías en móviles – Primer teléfono sin cables

En 1983 se lanza el primer celular que medía más de 30 centímetros, pesaba cerca de 900 gramos y su batería tenía una autonomía de media hora en llamada y 8 horas en espera. Con un tiempo de carga de 10 horas aproximadamente, este dispositivo sería impensable para las demandas actuales de uso que requieren disponibilidad del equipo 24/7.

Retos y desarrollo energético de los celulares

Con la masificación de materiales como el ion-litio en las baterías, problemas comunes como el sobrecalentamiento se solucionaron, gracias a que estas vienen preparadas para interrumpir la carga tan pronto está completa. Es así como se convirtieron en el estándar de baterías para los teléfonos móviles, y evolucionaron a las de Polímeros de Litio, que tienen la misma composición química, pero vienen en presentaciones más delgadas y ligeras.

 

evolución de baterías en móviles

Los desafíos de las altas temperaturas y la carga rápida

Uno de los principales desafíos de la industria ha sido la susceptibilidad de los dispositivos a las temperaturas altas, ya que el grado ideal de operación de una batería está entre los 5º y los 45º C.

Como compañía líder de la industria, realme le apuesta a la seguridad de sus usuarios y por eso sus baterías operan con temperaturas menores a las 40º C. Esto aplica incluso para la tecnología de UltraDART de 125W, una de las más potentes del mercado, lo que garantiza eficiencia en sus sistemas de carga en todos sus dispositivos.

Es así como las nuevas generaciones de teléfonos de la industria han comenzado a ofrecer tecnologías de carga rápida, como la recientemente anunciada UltraDART de 125W, que permitirá cargar un dispositivo al 100% en menos de 15 minutos, y promete que un smartphone con una batería de 4000mAh se cargue al 33% en 3 minutos, o 100% en 20 minutos. Esto logra ampliar el rango de horas que el dispositivo está disponible para uso diario, trabajo, educación o entretenimiento.

 La carga magnética inalámbrica: la evolución de baterías en móviles

Es así como la búsqueda de inmediatez y simplicidad ha llevado a realme a inclinarse por tecnologías de carga que ahora son tendencia en el mercado de dispositivos móviles. El reciente lanzamiento de MagDart, la carga magnética más rápida del mundo, catapultó a realme como el único fabricante de dispositivos Android en introducir esta tecnología, y más aún, en posicionarse como el líder en este tipo de cargas a nivel mundial.

Siendo la primera solución de este tipo en el ecosistema Android, MagDart viene acompañada del primer teléfono realme compatible con esta carga, el realme Flash, que cuenta con una batería de 4500mAh de capacidad y hasta 50W de carga magnética inalámbrica MagDart, el cual alcanza 20% de batería en sólo 5 minutos y 100% en 54 minutos aproximadamente, casi lo mismo que con el cargador por cable SuperDart de 50W de realme.

En un futuro los tiempos de carga y la potencia de las baterías llegaran a niveles inimaginables, pero es claro que la aceleración en estos avances y la búsqueda de materiales cada vez más sostenibles serán claves para la mejora de este tipo de mecanismos y tecnologías.